Formulario de búsqueda

OMIC

¿Qué es la OMIC?

En la OMIC se presta a los ciudadanos de Llíria un servicio gratuito de información y orientación al consumidor,  así como de mediación en los conflictos que puedan surgir entre consumidores y empresarios, a fin de intentar alcanzar una solución amistosa entre los mismos.
 
La Oficina Municipal de Información al Consumidor, conocida como OMIC, es una oficina pública de titularidad municipal dedicada a asesorar, defender a consumidores y usuarios, y mediar entre ellos y las empresas, comercios y profesionales cuando surjan controversias derivadas de relaciones comerciales y contractuales.
 
Servicios que se ofrecen desde la OMIC:
 
    - Atención personalizada de consultas
 
    - Estudio y tramitación de denuncias, quejas y reclamaciones
 
    - Mediación entre las partes para la resolución de conflictos de consumo
 
    - Colaboración con la Junta Arbitral de Consumo de Valencia

¿Quién puede reclamar?

Las personas físicas que adquieren, utilizan o disfrutan bienes, productos o servicios de naturaleza pública o privada cuya exclusiva finalidad es el uso o disfrute personal, familiar o doméstico.
 
Las personas jurídicas que adquieren, utilizan o disfrutan sin ánimo de lucro bienes, productos o servicios de naturaleza pública o privada.
 
No tienen la condición de consumidores y usuarios los sujetos anteriores cuando adquieren, utilizan o disfrutan bienes, productos o servicios con el fin de integrarlos en la organización o ejercicio de una actividad empresarial, profesional o de prestación de servicios.
 
Ejemplos:
 
Sí pueden reclamar en la OMIC los consumidores y usuarios, es decir, las personas físicas o jurídicas, que adquieran, utilizan o disfruten como destinatarios finales, bienes, productos, servicios, actividades o funciones. Puede reclamar si compra un libro para leerlo, una lavadora para lavar su ropa o sus propios discos para su colección.
 
No pueden reclamar en la OMIC los comerciantes, profesionales o empresarios que adquieren algún producto o utilizan algún servicio para producir otros bienes o productos, integrándolos en procesos de comercialización o de prestación de servicios a terceros. No puede reclamar si compra un libro al editor para venderlo en su papelería, adquiera lavadoras para su local de tintorería o compra dispos para que se escuchen en su pub.
 
No se puede reclamar en la OMIC por la compra de productos o servicios de particular a particular, porque el vendedor no se dedica profesionalmente a ello.
 
No se pueden reclamar en la OMIC cuestiones que afectan a los vecinos de una Comunidad. En todo caso, se informará en base a la Ley de Propiedad Horizontal.
 
No se puede reclamar en la OMIC por conflictos surgidos de un contrato entre particulares, como puede ser un contrato de arrendamiento urbano. Se informará del contenido de la Ley de Arrendamientos Urbanos.
 
No se puede reclamar en la OMIC contra cualquier Administración Pública: Seguridad Social, Trabajo, Hacienda, etc. En este caso, deberá dirigirse a la Administración correspondiente.

¿Cómo reclamar?

Solicitar las hojas de reclamación en el establecimiento donde se ha prestado el servicio o se ha adquirido el bien.
 
Todos los establecimientos que presten servicios o vendan bienes a los consumidores o usuarios deben tener a la disposición de los mismos las hojas de reclamación oficiales y deberán facilitarlas en el momento que se las soliciten ante cualquier discrepancia en la prestación o venta de un servicio o bien.
 
Las dos partes deberán rellenar sus espacios correspondientes con sus datos y con un breve resumen de lo sucedido, deberán firmar las hojas y la copia correspondiente al reclamado se quedará en posesión del reclamado, mientras que el resto serán entregadas por el reclamante en la OMIC de su municipio o en el Servicio Territorial de Consumo correspondiente, junto con la documentación probatoria de los hechos.
 
La negativa a entregar las hojas de reclamación cuando se requieran o la falta de las mismas podrá ser motivo de sanción administrativa según la legislación actual.
 
Por otro lado el hecho de solicitar las hojas de reclamación en un establecimiento no presupone que se haya incurrido en falta, por lo que los comerciantes deben entregar las hojas ante la solicitud por parte de cualquier cliente, ya que el caso será analizado y siempre se intentará mediar para solucionar el posible problema.
 
Interponer la reclamación en la OMIC de su localidad y en su defecto en el Servicio Territorial de Consumo de su provincia.
 
Deberá dirigirse a la OMIC de su localidad junto con los documentos que acrediten los hechos que desea reclamar e interponer la reclamación.
 
Si prefiere puede utilizar el formulario que aparece en la web y entregarlo debidamente rellenado y firmado, junto con las copias de la documentación acreditativa del problema que pretende reclamar, deberán dejar plasmadas muy claramente sus pretensiones.
 
A partir de este momento se pone en marcha la maquinaria, iniciándose los trámites para intentar solucionar el problema.

¿Cuál es el horario de atención al público?

La OMIC está situada en la Oficina de Atención Ciudadana y atiende al público de lunes a jueves, de 9.00 a 14.00 horas.

 

Site developed with Drupal