Formulario de búsqueda

27/02/2017
El Ayuntamiento de Llíria arregla más de 10 kilómetros de caminos
El edil de Agricultura también anuncia nuevas mejoras en la red de vías rurales del término municipal

El Consistorio edetano ha reparado los caminos de la Senda del Pastor, la Fardeta, la Rambla les Vint-i-quatre, l’Ombria Negra y el Cavalló de l’Olivera. La actuación, llevada a cabo por la Brigada Municipal de Caminos, ha consistido en ensanchar y allanar más de 10 kilómetros de vías rurales para hacerlas transitables y más seguras. El alcalde Manolo Civera y el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Francesc Fombuena, visitaron los resultados de estos trabajos.

Con el arreglo de estas sendas, se abren rutas que habían quedado inutilizables, tanto por los efectos de la lluvia como por el grave incendio que asoló la comarca en el año 2012. Su apertura y el mantenimiento favorecerán las tareas de prevención de incendios y se recuperarán itinerarios turísticos de senderismo que se creían perdidos.

El edil Francesc Fombuena ha afirmado que esta actuación “es un nuevo capítulo en el objetivo de la concejalía de reparar la red de caminos rurales del término municipal para mejorar su mantenimiento y garantizar su buen estado de conservación”.

Igualmente, el concejal de Agricultura y Medio Ambiente ha anunciado que pronto se iniciará la pavimentación del Camí Vell del Villar, con un presupuesto de 60.000 euros, y ha informado que se está licitando la contratación para mejorar el Camí de la Iessa en el tramo que discurre de Bodegues del Camp al Camí del Bisbe, con un presupuesto de 131.748 euros, y el camino histórico “dels Fornillers”, por 33.400 euros.

Del mismo modo, se están redactando los proyectos de pavimentación del Camí del Mas de Moia, desde el núcleo de población del Pla de Calbo hasta la Lloma del Parador; el camino de les Canyades d’Eugeni, desde el cruce con el camino del  Mas de Moia hasta la cuesta del Maset de Furona; el camino de la Costa Sardina, desde la Rambla les Vint-i-quatre hasta el límite con el término de Altura; el camino de Torres; el camino del Cavalló de l’Olivera, en el tramo del cruce del barranco hasta el camino de acceso al Puntal del Llop; el camino de Bodegues de Mundo Nuevo, desde el Mas d’Agustí hasta las bodegas; y el Camí dels Frares, desde el límite del término en el camino de Llíria a Portaceli hasta el Camí Vell a Marines.

Finalmente, el alcalde Manolo Civera ha explicado que estos trabajos “han sido muy necesarios para recuperar la normalidad en lugares que estaban intransitables desde el incendio del 2012”. Civera recuerda que, tal y como ocurrió cuando se arregló el camino de la Mola, “la reconstrucción de las vías permitirá que se puedan recuperar campos agrícolas que estaban abandonados, contribuyendo así a acabar con la degradación del paisaje y fomentando las acciones iniciadas con la creación del Banco de Tierras de Llíria”.
 

  • Caminos arreglados en Llíria
  • Caminos arreglados en Llíria

 

Site developed with Drupal