Formulario de búsqueda

14/03/2017
El Ayuntamiento de Llíria duplica las ayudas de emergencia social en los últimos cinco años
En 2016 se atendieron a 348 familias con un gasto de 157.410 euros

El gasto del Ayuntamiento de Llíria destinado al Programa de Prestaciones Económicas Individualizadas (PEIs) ha experimentado un significativo incremento en los últimos años, según se refleja en la memoria del periodo 2012-2016 elaborada por el departamento de Servicios Sociales.

El programa incluye tanto las ayudas de emergencia social para cubrir necesidades básicas o paliar situaciones urgentes en que puedan encontrarse las personas afectadas, así como las destinadas al desarrollo personal de los mayores de 60 de años para favorecer la autonomía a aquellas personas con problemas de carácter motor o sensorial.

Las ayudas sociales del PEIs se han duplicado prácticamente en el último quinquenio. De los 85.408 euros concedidos en prestaciones en el año 2012 se ha pasado a los 157.410 euros del último ejercicio, en el que se atendieron a 348 familias, 118 más que hace cinco años.

El aumento más importante se produjo entre los años 2014 y 2015. En 2014, se destinaron 78.331 euros para resolver 204 casos. Al año siguiente, la partida gastada subió hasta los 137.554 euros para atender a 320 familias.

El informe señala que la falta de personal suficiente en el año 2014 retrasó la tramitación de las prestaciones, circunstancia que se ha subsanado en estos dos últimos años con el refuerzo de personal temporal para dar respuesta a las demandas de ayudas.

El alcalde de Llíria, Manolo Civera, ha reivindicado la necesidad de “contar con una mayor financiación para dar una respuesta más ágil a estos servicios esenciales y que nos permita disponer de unas estructuras de personal estables sin tener que estar pendientes de una subvención”. 

Además, el primer edil ha recordado que, “ante las escasas posibilidades  que tenemos la administraciones de aumentar nuestras plantillas, tenemos que recurrir a la colaboración de otras entidades para reforzar nuestro personal, que ahora es de forma provisional pero aspiramos a que sea permanente”.

En esta línea, el Ayuntamiento de Llíria contratará este año, para el área de Bienestar Social, a tres trabajadores sociales y un educador juvenil mediante una subvención de la Generalitat. Igualmente, desde el pasado mes de diciembre, y a través de otro programa autonómico, el municipio cuenta con siete orientadores laborales para ayudar a parados de larga duración a acceder al mercado de trabajo. 

 

Site developed with Drupal